La piel se puede volver más seca y perder su brillo si no se prepara adecuadamente.

 

Boutique le propone una rutina para limitar los efectos secundarios y sentirse bella a pesar de la enfermedad.

1) Elegir una buena crema hidrantante (muy rica en vitamina E pura):
Es posible que  su crema habitual no sea suficiente para protegerla de los efectos adversos del tratamiento. Escoja mejor una crema hidratante ultra rica en ingredientes naturales y vitamina E que nutre la piel en profundidad, respetando la sensibilidad de su piel. Le aconsejamos VEA Crema Antioxidante PFCremas Vea

2) Dar importancia a su elección de jabón / gel de ducha:
Para la higiene diaria le recomendamos optar por un jabón de PH suave, sin alcohol para mimar su piel. También puede añadir un aceite a su gel de ducha para combinar la relajación y el cuidado. Aconsejamos utilizar agua tibia para evitar la irritación de la piel.
Le aconsejamos VEA Detergente Gel (para rostro y cuerpo), y para después el aceite VEA Olio Vitamina E, o bien VEA Lipogel reparador


Vea Scudo +50

3) Proteger su piel del sol! (incluso en los meses menos cálidos).
Cuidado con el sol! Incluso en invierno, la quimioterapia hace nuestra piel mucho más sensible. Recomendamos usar un protector de cuidado diario contra los rayos UVB y UVA. La crema solar VEA Scudo 50+ le protegerá en todo momento.

4) Tener una dieta variada:
Durante la quimio, es común la pérdida de apetito debido a las náuseas, pérdida del gusto, olfato... Sin embargo, es esencial seguir comiendo para fortalecer nuestro sistema inmunológico.
Elija una dieta rica en vitamina C y E que promueve la renovación celular. Estas vitaminas se encuentran principalmente en verduras y frutas cítricas, sino también en los aceites de oliva y canola.