Consejos para elegir un gorro oncológico

Si necesitas comprar un gorro oncológico, deberías tener en cuenta algunos consejos para elegir el mejor modelo que se adapte a tus necesidades. Hoy, hablaremos de todos los tipos de gorros oncológicos y qué hay que tener en cuenta al comprar un pañuelo o gorro oncológico:

En PRIMER lugar, tenemos que pensar qué uso queremos dar al gorro o pañuelo oncológico: lo necesitamos para salir a la calle y/o para estar por casa? ¿buscamos un gorrito oncológico para dormir y/o descansar?¿buscamos un gorro oncológico que sea fácil de poner?

En SEGUNDO lugar, la piel durante la quimioterapia se vuelve extremadamente seca y está hipersensible, a veces incluso, se producen picores e irritación, por lo que los tejidos del gorro oncológico deben ser naturales y super suaves (como el algodón y el bambú)

En TERCER lugar, el cuero cabelludo (sin pelo) tiende a sudar más, por lo que los tejidos del pañuelo o gorro oncológico deben poder absorver esta humedad y evaporarla.

Tipos de gorros oncológicos, en función de su uso: 

1.- Gorros para llevar salir a la calle y turbantes oncológicos para estar en casa, o bien para descansar y los momentos de relax.
2.- Gorros oncológicos para dormir (durante la noche podemos perder has un 25% calor corporal) Tenemos que proteger el cuero cabelludo durante el sueño.
3.- Gorros para cada estación del año: pañuelos y gorros oncológicos para el otoño/invierno y turbantes y gorros oncológicos para la primavera/verano.
4.- Gorritos oncológicos fáciles de poner, ideales para las que no quieren complicarse, haciendo lazos.

Consejos al comprar un turbante y/o gorro oncológico:

Recomendación 1: Diseño y fabricación 


Los gorros y pañuelos han sido especialmente diseñados para cubrir todas las necesidades que un paciente oncológico pueda necesitar. No tienen costuras interiores, para evitar cualquier roce y molestia (si las llevan tienen que ser superfinas)

Recomendación 2: Tejidos específicos según la temporada del año:

Gorros y pañuelos oncológicos para el otoño/invierno: es esencial que el turbante o gorro tenga un forro interior que sea de algodón o bien de viscosa o bambú (ideal porque son transpirables y son ideales para pieles sensibles sometidas a quimioterapia ) y también muy importante que no tenga costuras interiores para evitar el roce. La parte exterior del turbante o gorro oncológico puede ser de cualquier tejido natural o sintético.

Para primavera/verano los turbantes y gorros oncológicos que más se usan son los que tienen el forro interior de bambú, es todavía más fresquito que el algodón y además es antibacteriano. Verás que todos los turbantes y gorros oncológicos tienen un pequeño porcentaje de elastán para que se ajuste bien a la cabeza y te sientas más segura. ¡No pasa nada!

Para protegerte del sol en primavera/verano, existen gorras solares oncológicas con protección solar SPF +50. Te mantendrá protegida de los nocivos rayos solares.

Y no olvides que se trata de una fase temporal, y sobretodo!!! es posible estar femenina mientras tu cabello crece nuevamente con los turbantes y gorros oncólogicos.