Entre todos los sujetadores para prótesis, los sujetadores para radioterapia, sujetadores postoperatorios... es muy fácil perderse y tener dificultades a la hora de saber elegir el sujetador correcto. 

Amoena Patrícia

Así que dedicamos el blog de hoy a explicar la función particular de los sujetadores de compresión.

En primer lugar, un sujetador de compresión ¿qué es? Después de una cirugía de pecho, lo más probable es que el médico te recomiende utilizar un sujetador de compresión o te pida compresión para ayudar en el proceso de recuperación. El nombre puede sonar un poco "médico", pero simplemente se trata se un sujetador que sostiene ejerciendo cierta presión y mantiene bien sujeta toda la parte pectoral. Está específicamente diseñado para mantener los tejidos, limitar el riesgo de linfedema, edemas y hematomas. En otras palabras, este tipo de sujetador de compresión te permite evitar muchos dolores post-operatorios.

Al igual que los sujetadores convencionales, un sujetador de compresión tiene las costuras planas para reducir el roce e evitar irritaciones y marcas en la piel. Están hechos esencialmente de tejidos naturales por razones de comodidad, pero también para evitar el riesgo de alergias con otros materiales y así ayudar a una más rápida cicatrización.

Encontrarás algunos de estos sujetadores de compresión en la marca Amoena y Anita que son expertos en prendas de compresión. Sus puntos fuertes: su material transpirable, sus costuras planas, la apertura frontal para limitar el movimiento, incluso existen algunos modelos con tiras ajustables para sujetar el pecho aún más y adaptarse a tu cuerpo.

Descubre aquí todos los modelos de compresión y sujetadores postoperatorios. Y si todavía tienes dudas, estaremos encantadas de ayudarte a elegir el sujetador más adecuado para tí.