“Volverán a crecer” ... aquí tienes nuestro mensaje de ánimo cuando estés cansada de verte sin cabello. Enfrentarse a la pérdida del cabello después de una quimioterapia y vivir unos meses sin cabello es para muchas mujeres la parte más difícil del tratamiento. Es normal sentirse mal, y sin ver el final del túnel. Pero vamos a intentar animarte... Aquí te dejamos 6 reflexiones para darte coraje y darte muchos ánimos.

1 Eres mucho más que sólo tu cabello


Tu cabello, y por extensión tu apariencia, es sólo una pequeña parte de tu personalidad. Tienes tu sentido del humor, tu carácter, tus amigos y familiares, tu forma de querer a la gente... Y eso, no puede quitártelo nadie. ¡Ni siquiera la quimioterapia!

2 Nunca olvides que la pérdida del cabello (durante la quimio) es sólo un efecto secundario temporal


La pérdida del cabello es una consecuencia del tratamiento, que te está ayudando a vencer la enfermedad. Es por tu bien, aunque sea muy difícil aceptarlo.

3 No prestes atención a historias como “siéntete mujer otra vez, a pesar de la quimioterapia”


Eres y sigues siendo una mujer. No eres menos, ni menos bella, sino simplemente “diferente” por un determinado tiempo.

4 Tranquila...tu cabello sólo te abandonará por unos meses


Después de la quimioterapia, tu cabello volverá a crecer. Y en menos tiempo de lo que crees, ya podrás hacerte un buen corte con el pelo corto... Y pronto olvidarás el periodo cuando no lo tenías.

5 ¿Las miradas de los demás? A veces dicen más sobre ellos que sobre tí!

A menudo, las miradas son de admiración, porque realmente ¡los demás se dan cuenta de que estás pasando una fase difícil y admiran tu coraje!

6 ¡Habla! Está bien quejarse... pero no olvides sonreir!

Por mucho que nuestros familiares y amigos estén a tu lado y te apoyen todo momento, nunca podrán saber cómo puedes sentirte ni entender sinceramente por lo que estás pasando. Nuestro consejo es que te relaciones con otras mujeres que estén pasando por lo mismo o que lo hayan pasado y, así podrás intercambiar miedos, experiencias y sensaciones provocadas por el proceso oncológico.

7 Apoyo emocional y cariño

Es muy recomendable intentar mantener una actitud positiva y optimismo, para mejorar tu estado de ánimo. Por esa razón, es muy importante utilizar el humor, la broma y la risa para minimizar el dramatismo y aprender a reírse de todo lo posible. Es un mecanismo muy bueno para conseguir contrarestar la importancia al tratamiento y alcanzar una energía positiva para enfrentarse a cáncer.