La asimetría o desigualdad en los pechos es mucho más común de lo que creemos. Hoy, os proponemos una solución a estos casos, sin tener que recurrir a los riesgos y costes de una operación.