Todas las mujeres después de someterse a una mastectomía quedan marcadas de por vida. En algunos casos la reconstrucción no es del todo satisfactoria o simplemente se quieren disimular las cicatrices. Una de las opciones es tatuarse el pecho. El tatuaje de la areola y el pezón es la más extendida dando unos resultados sorprendentes.  

 

Tatuaje mastectomía

Cada vez mas mujeres optan por tatuarse el pecho o torso mastectomizado

 

Algunas mujeres quieren dar un protagonismo exultante y reivindicativo de la lucha contra el cáncer realizandose espectaculares tatuajes que no solo resaltan su belleza natural si no que sube su autoestima.

 

Reconstrucción areola

 

 

Podemos encontrar en las redes sociales desde el simple tatuaje del pezón , pequeños tatuajes para ocultar cicatrices  hasta verdaderas obras de arte que dan un sentido especial a todo el camino recorrido y que refleja la lucha y la victoria de esta terrible enfermedad.

 

Con el lema de "algo bello puede nacer de algo malo"

 

Muchas mujeres se atreven a ponerse en manos de los mejores tatuadores y lucir tatuajes espectaculares y preciosos que no solo cubre las cicatrices si no que nace un nuevo concepto de torso en su cuerpo.

Es importantísimo escojer un buen tatuador así como un diseño acorde con su personalidad y gustos y sobre todo con el que se sienta identificada y agusto.