Cómo controlar la respiración


Durante cualquier proceso vital importante es prácticamente imposble no sentir nerviosismo, alteraciones del sueño o estres. Durante la quimioterapia a éste estres se le suma el malestar de sus efectos secundarios.

Relajarse no suele ser algo sencillo ya que mantener la mente serena y el cuerpo tranquilo no es tarea fácil. Cuando estamos estresados o nerviosos nuestra respiración se altera y respiramos más veces de las necesarias probocando taquicardías y mal estar. Podemos controla la respiración de manera sencilla para intentar bajar las pulsaciones y la sensación de ahogo y agobio.

 

Respiración abdominal


La respiración es algo intuitivo pero a la vez muy importante, lo hacemos sin darnos cuenta y sin pensar. Para controlar la respiración y así nuestras pulsaciones tenemos que centrar nuestra atención en ella. Respiraremos con el "estómago" es decir hinchando el abdomen no el pecho. La respiración abdominal es mucho mas veneficiosa para la relajación. Para eso podemos seguir los siguientes pasos: 

1.- Siéntese en una silla, con los pies apoyados en el suelo

2.- Cierre los ojos y relaje los músculos, puede usar música relajante si lo desea para mayor efectividad

3.- Colóquese una mano sobre su estómago y sienta como se hincha. Observe su respiración sin tratar de cambiarla

4.- Relaje el abdomen y deje que su cuerpo se llene de oxígeno cuando inhale. Mantenga esta posición unos segundos y exhale profundamente

 

Después de unos minutos, su respiración será más profunda y sentirá que sus músculos se relajan. La tensión desaparecerá, su cerebro recibirá nuevo oxígeno y se sentirá relajada.