¿Cómo debo cuidar mi peluca oncológica? 

 

Para que su peluca oncológica se vea mejor debe cuidarla meticulosamente y seguir las instrucciones del fabricante. Es esencial que se utilicen productos profesionales para el cuidado de pelucas oncológicas , champú, acondicionador , spray fijador, protector de color, específicamente formulados para pelucas, ya sean de cabello natural o sintético. Las pelucas de pelo natural también requerirán el mismo cuidado que el propio cabello natural. Lo mejor es lavar la peluca oncológica al final del día y dejar que se seque durante la noche en un porta-pelucas 

 

René of París Tori

Precauciones para las pelucas oncológicas sintéticas:

 

Nunca use agua caliente al lavar su peluca oncológica. No estrujar ni utilizar secador de pelo. No exponer su peluca sintética a ninguna fuente de calor (tipo plancha de pelo) o vapor extremo, ya que dañaría la peluca oncológica sintética. 

 

Precauciones para las pelucas oncológicas de pelo natural:

 

Aquí si que podrá utilizar secador, plancha o rizadores. Tenga cuidado porque el pelo puede quemarse si está demasiado caliente. Si decide un corte o cambio de color con un tinte en una peluca oncológica de pelo natural, consulte con su peluquero.

 

¿Donde y cómo guardar la peluca oncológica cuando no la utilizo?

 

Lo ideal es guardar la peluca en un porta-pelucas  para favorecer la trasnpiración, ventilación y consevación de su forma original. No se recomienda dejarlas en maniquíes de poliestileno, ni dobladas en su caja, ni guardadas en cajones cerrados. En el mercado hay multitudes de soportes para pelucas que pueden resultar útiles.